Una nariz perfecta con la rinomodelación

14 jul Una nariz perfecta con la rinomodelación

Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

Los defectos nasales, sobre todo en el caso de los hombres, suelen generar verdaderos complejos y comprometen la armonía facial. Una nariz acorde y equilibrada con el resto del rostro es un factor muy importante para el atractivo general de una persona. Para corregir imperfecciones nasales existe una intervención quirúrgica muy conocida: la rinoplastia. Sin embargo, ahora ha sido prácticamente desbancada por su homólogo médico: la rinomodelación.

¿Por qué? ¿Qué ventajas aporta? Hasta ahora la única manera de reparar y corregir la nariz era pasando por el quirófano. No obstante, hoy en día esto ha cambiado gracias a la incorporación de técnicas totalmente innovadoras en el campo de la medicina estética. La rinomodelación consigue remodelar esta parte del rostro de forma tan o más efectiva que la cirugía diseñada para ello. Desde la Unidad de Medicina Estética de Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética, os desvelamos las claves de este magnífico tratamiento.

Un rostro simétrico gracias a la rinomodelación

La rinomodelación es una técnica que permite corregir defectos e irregularidades nasales evitando el proceso quirúrgico. Como la rinoplastia, se logra mejorar la forma de la nariz, siempre manteniendo la armonía facial y sin alterar los rasgos del paciente, conservando su identidad. La nariz es uno de los rasgos faciales que reciben más miradas, que más definen el atractivo de un rostro. Ahora, las dudas que podía suscitar una rinoplastia quedan resueltas con esta nueva alternativa.

El procedimiento consiste en la aplicación de materiales de relleno biocompatibles y biodegradables. A través de sencillas infiltraciones, dichas sustancias se integran en los tejidos formando un implante blando, natural y de larga duración. Este tratamiento tiene varias funciones, como modificar los ángulos nasales, elevar, dar más relieve o modificar la punta de la nariz, levantar un dorso hundido o corregir una deformidad.

Antes de someterse a una rinomodelación, es importante evaluar la situación individual de cada paciente para asegurar su efectividad. Sin embargo, cabe destacar que permite dar respuesta a un 85% de imperfecciones nasales.

En una sola sesión, el paciente podrá apreciar la estética de su nueva nariz; sin imperfecciones, sin defectos y sin complejos. Es un procedimiento sencillo, fácil y rápido que, a diferencia de la intervención quirúrgica (rinoplastia), no produce ninguna hinchazón en el rostro, ninguna deformación temporal y no genera molestias post-operatorias.

Para más información acerca de la rinomodelación, síguenos en nuestras redes sociales y comparte tus dudas con el equipo de la Unidad de Medicina Estética de Dr. Junco, Cirugía Plástica y Estética. Cualquier pregunta o petición será bien recibida y gratamente resuelta.

Dr Oscar Junco
info@drjunco.com